UV recibe a primera generación de estudiantes de Doctorado en Ciencias e Ingeniería para la Salud

5/04/2019

UV recibe a primera generación de estudiantes de Doctorado en Ciencias e Ingeniería para la Salud

Entre los siete seleccionados se encuentran una estudiante mexicana y otra venezolana.

Un total de siete alumnos componen la primera generación del Doctorado en Ciencias e Ingeniería para la Salud de la Universidad de Valparaíso, programa de postgrado que fue impulsado por el Proyecto PMI UVA 1402 de Innovación en Salud y que tiene por objetivo formar investigadoras e investigadores capaces de generar nuevos conocimientos e integrarlos, con el fin de contribuir a solucionar problemáticas en salud.

La actividad de inauguración, realizada en el Edificio CIAE UV, estuvo encabezada por el rector de la Universidad de Valparaíso, Aldo Valle, y contó con la participación del vicerrector de Investigación de la UV, Adrián Palacios –quien también es director del Proyecto PMI UVA 1402-; el decano de la Facultad de Ciencias, Juan Kuznar; el decano de la Facultad de Ingeniería, David Jamet; el director general de Desarrollo Institucional y Aseguramiento de la Calidad y director alterno del Proyecto PMI UVA 1402, Sebastián San Martín; el director de Postgrado y Postítulo, Alejandro Dinamarca; el director de Innovación y Transferencia Tecnológica, Cristián Oyanedel; el director de la Escuela de Ingeniería Civil Biomédica, Pablo Roncagliolo; el director de la Escuela de Ingeniería Civil en Informática, Carlos Becerra, y el director y director alterno del Doctorado en Ciencias e Ingeniería en Salud, Juan Villena y Rodrigo Salas, respectivamente.

“Estamos dando inicio a uno de los pocos doctorados únicos en el país, por lo que nuestras expectativas son grandes, aunque debo decir que no estaremos exentos de dificultades. Es complejo mezclar tres áreas del desarrollo universitario para que generen cosas en común, pero esperamos que a partir de este primer corte se mantenga la entrada constante de estudiantes a través de las distintas generaciones y que, sobre todo, haya un cambio a nivel de la UV y del país en cuanto a los productos que generen”, sostuvo el doctor Juan Villena.

Entre los siete estudiantes que fueron seleccionados de un grupo aproximado de veinte aspirantes, se encuentran dos alumnas extranjeras, provenientes de México y Venezuela. “Estamos sorprendidos. Se produjo un interés de un grupo importante de alumnos, lo que nos puso muy contentos y nos permitió hacer un proceso de selección más amplio, del cual resultaron elegidos los mejores alumnos para el programa”, manifestó el director del programa.

Disciplinas íconos

Para Paola Valero, alumna venezolana que fue seleccionada, el doctorado se trata de integrar y aplicar. “Actualmente hay una corriente que es tratar de hacer una investigación más aplicada con resultados hacia la sociedad, y entonces lo que más me gustó de este doctorado es que son tres disciplinas íconos, no solo en la Universidad de Valparaíso, sino que en todo el mundo: ingeniería, medicina y ciencias”, indicó.

“La unión de estas tres disciplinas es muy importante, porque la ciencia es la base de la medicina, gran parte de los fármacos son en conjunto ciencia y medicina, y gran parte de las herramientas que se utilizan para desarrollar la medicina son de ingeniería. Entonces es aplicar, lo que me llamó la atención principalmente de este programa, buscar aplicaciones para resolver problemáticas de la salud, de la sociedad. Mis expectativas van a que esto se transforme en algo grande”, agregó la estudiante.

En este sentido, el director del doctorado señaló que “(resolver problemas de la salud) es nuestro principal hito. Dentro del doctorado tenemos claro que sus tesis tienen que abarcar al menos dos de los tres campos en los que se desarrolla el mismo. Que a partir de la conexión de los dos campos se produzca una sinergia que facilite el avance tecnológico y de conocimiento para la resolución del problema en salud que se esté abordando”.

Carácter interdisciplinario

Para el rector Aldo Valle, el inicio de este doctorado interdisciplinario es el resultado de un esfuerzo para llevar adelante un programa de mejoramiento institucional. “La importancia de este programa es que es de carácter interdisciplinario. Desde ese punto de vista, es un motivo de gratificación que ya tengamos a los alumnos seleccionados, por lo que creemos que es un equipo que va a permitir alcanzar las expectativas que tenemos”, dijo el rector.

Agregó que “queremos que aquí haya innovación, que haya transferencia de esa innovación, ojalá que esto se transforme en bienestar, en mejorar las condiciones para cuidar la salud. Y en ese sentido, nos sentimos realizados en nuestro carácter de universidad pública en la que contribuimos a la ciencia, y al desarrollo en este caso de unos productos de innovación que pueden traducirse en bienestar para la sociedad”.


Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter