CIDEP UV estrena nuevo libro sobre la formación de identidades del mundo laboral

28/04/2021

CIDEP UV estrena nuevo libro sobre la formación de identidades del mundo laboral

.

La publicación pertenece al Dr. Juan Carlos Yáñez, académico de la Escuela de Administración Hotelera y Gastronómica.

Con una nueva obra el Centro de Investigación en Innovación, Desarrollo Económico y Políticas Sociales (CIDEP) de la FACEA, amplía su catálogo de publicaciones. Esta vez con “El tiempo domesticado. Chile, 1900-1950” del académico Juan Carlos Yáñez, libro que trata sobre cómo el trabajo, la cultura y el tiempo libre influyó en la configuración de las identidades laborales en dicho período de la historia de nuestro país.

La publicación recoge un conjunto de problemas y temáticas que han sido parte de las investigaciones del académico en los últimos 20 años. “En especial, en cómo se reconoció históricamente la idea de que los trabajadores tenían derecho al descanso y el disfrute del ocio y tiempo libre, aspectos que eran considerados, tradicionalmente, como patrimonio de los sectores adinerados de la sociedad. Diría que la conquista del ocio, del tiempo libre, y agregaría las vacaciones, son una de las mayores conquistas del siglo XX”, señaló el Dr. Yáñez.

Respecto del objetivo concreto que se propone el libro, el académico sostuvo que es “dar cuenta de los distintos debates y disputas que se dieron sobre el ocio y tiempo libre de los trabajadores, entendido como un campo de luchas en donde operaron discursos científicos sobre la recuperación de las fuerzas físicas de la población, así como dispositivos bien específicos que permitieron modelar nuevas pautas culturales en los sectores populares. Es por ello, que el libro se mueve desde la eliminación de prácticas como ‘El San Lunes’, la jornada continua, el uso que los empresarios le dieron a los jardines y huertos obreros, y las prácticas turísticas que comenzaron a darse entre los trabajadores a partir de la década de 1930”.

Cabe destacar que este libro es la contracara de anteriores publicaciones del Dr. Yáñez, las cuales han abordado la constitución de la sociedad salarial. “En la medida que los trabajadores conquistaron derechos, como el descanso dominical y la jornada de ochos horas diarias, se hizo evidente la necesidad de responder la pregunta de qué hacer con ese tiempo libre del que disponían los trabajadores, todo cruzado por intereses de las élites políticas, intelectuales, sindicales y empresariales. De esta forma, el actual proyecto Fondecyt N°11190167, que estoy ejecutando aborda las prácticas turísticas de los trabajadores entre 1930 y 1973, en lo que se ha dado en llamar turismo social”, puntualizó.

ACTUALIDAD LABORAL

Sobre similitudes y diferencia entre el periodo escogido por el académico y la actualidad, el Director Alterno del CIDEP, argumentó que “los tímidos debates que se han dado en los últimos años sobre la reducción de la jornada laboral a 40 horas semanales, se mueven en los mismos términos que se dieron los debates de comienzos del siglo XX en torno al descanso dominical y la jornada semanal de 48 horas. Lamentablemente no hemos podido avanzar en un debate serio sobre la aprobación de la jornada de 40 horas semanales, porque los enfoques se siguen moviendo en la lógica de que el ocio y el tiempo libre es la contrapartida del trabajo y, por lo tanto, los empresarios piensan que esto es una concesión que ellos deben hacer”.

“Creo que la pandemia es un buen momento para enfrentar el desafío de cómo organizar el trabajo en el futuro, ya que las personas han sido puestas a prueba, con experiencias concretas como el teletrabajo, el trabajo part time y qué hacer con su tiempo libre. Como lo he planteado en otras entrevistas y columnas, discutir la reducción de la jornada laboral en el Chile actual debe dar cuenta de manera integral del ocio y tiempo libre como un derecho fundamental para conformar una sociedad sana, pero sin perder de vista un enfoque integral, que incluya temas como la productividad laboral, la capacitación y la oferta de bienes culturales que el Estado y los privados deben entregar. Me parece que este tema es un lindo desafío para los próximos constituyentes” concluyó el académico.

Revisa la nueva publicación aquí


Síguenos en nuestras redes sociales