Universidades de las Región analizaron su contribución durante esta Pandemia

1/06/2021

Universidades de las Región analizaron su contribución durante esta Pandemia

.

Actividad realizada vía streaming por CATI Valparaíso, se hizo en el marco de la celebración del Día Mundial de la Propiedad Intelectual.

Con un panel de discusión que analizó el trabajo realizado por las distintas Universidades de la Región de Valparaíso, se celebró la conmemoración del Día Internacional de la Propiedad Intelectual. Actividad organizada por el Centro de Apoyo a la Tecnología y la Innovación (CATI Valparaíso).

La entidad, que está conformada por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), la Universidad Técnica Federico Santa María (USM) y la Universidad de Valparaíso (UV), con apoyo del Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI), contó con la participación de los principales encargados en el área de innovación y la transferencia del conocimiento de las señaladas casas de estudio, quienes expusieron el trabajo realizado durante esta pandemia.

En ese contexto, el director de Innovación y Transferencia Tecnológica (DITEC) de la UV, Dr. Alejandro Dinamarca sostuvo que “desde la perspectiva de la innovación y de aquella que surge de la ciencia y tecnología, podemos decir que la UV actuó en términos de tiempos y calidad, ya que no sólo se respondió de múltiples formas a esta crisis, sino que también lo hizo con sustento en su misión y visión, poniendo la ciencia al servicio del territorio”.

“Destacando la capacidad de implementar, en un tiempo record, una técnica de diagnóstico, extremadamente sofisticada, para la detección de Sars Cov 2, así mismo, la capacidad para generar nuevos sistemas de detección del virus y ponerlos al servicio de la vigilancia epidemiológica y la seguridad de la comunidad. Por otro lado, también es destacable la capacidad que nuestra institución demostró para servir como control de calidad en la evaluación de respiradores mecánicos. A estas iniciativas, también se suman otras, que sustentadas en las y los académicos que hacen de nuestra universidad estatal y regional un referente en innovación en tiempos de crisis”, agrego el Dr. Dinamarca.

En tanto para Macarena Rosenkranz, directora de la Oficina de Transferencia y Licenciamiento (OTL) de la PUCV “los desarrollos han ido de la mano con la evolución de la pandemia. En un primer momento existía una incertidumbre, se iniciaron investigaciones que, afortunadamente, han ido avanzando bien, y muy rápido, y que con el paso de los meses han ido dando respuesta a la evolución que él mismo virus ha tenido”.

REGISTROS

Respecto a los registros, señaló Rosenkranz, “las nuevas tecnologías, desarrolladas en pandemia están en proceso de evolución de protección intelectual e iniciando procesos de registro, por lo menos en la región”.

Un similar panorama expuso la Universidad Técnica Federico Santa María, a través del Gerente de la Oficina de Transferencia Tecnológica y Licenciamiento (OTTL), Carlos Vera, quien indicó que “la contribución se ha canalizado a través de diferentes aportes, desde establecer un centro de trazabilidad, donación de elementos de protección personal, hasta el desarrollo tecnológico de Ventiladores mecánicos”.

En cuanto al trabajo de la OTTL de la USM, Carlos Vera agregó que este “ha tenido que ser reorganizado, dando prioridad a proyectos que han tenido que ver con entregar soluciones relacionadas con Covid y proyectos que no pueden parar, como por ejemplos, los que tienen algún elemento biotecnológico. La actividad de investigación se ha visto mermada dado el poco acceso a laboratorios, por temas de pandemia”.

LIBERACIÓN DE PATENTES

En torno al tema de la liberación de patentes relativas a las vacunas contra el COVID 19, el director de la DITEC, Dr. Alejandro Dinamarca, señaló que su impacto es algo que no está bien definido y genera confusión.

“Esto se debe a que un producto o solución puede estar debidamente patentado, pero eso no necesariamente implica aspectos económicos asociados. De hecho, el que una vacuna esté debidamente patentada da certeza de que no existirá un uso inapropiado o no autorizado. Así mismo entrega antecedentes científicos y tecnológicos que aseguran, por ejemplo, la reproducibilidad” sostuvo.

De esta forma, explicó que “el que una vacuna esté patentada o los derechos se pongan a disposición de terceros, no asegura que su producción sea gratis o de distribución global, dado que estos aspectos se relacionan con los problemas de concentración de la producción y la comercialización. Por ejemplo, el ceder los derechos no implica que alguna de las vacunas pueda producirse de forma global, ya que es necesario que los países cuenten con la tecnología necesaria, y capacidades de infraestructura física, además de profesionales capacitados”.

Cabe recordar que la celebración del Día de la Propiedad Intelectual es una iniciativa impulsada por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) de las Naciones Unidas, la cual tiene por objetivo promover la función que desempeñan los derechos de la propiedad intelectual e industrial, contribuyendo a fomentar la innovación y la creatividad.


Síguenos en nuestras redes sociales