“Los sesgos asociados a género no permiten el desarrollo pleno de una sociedad”

30/07/2020

“Los sesgos asociados a género no permiten el desarrollo pleno de una sociedad”
Afirma Adrián Palacios, quien forma parte del Consejo Asesor sobre Equidad de Género del Ministerio de Ciencia.

Con el propósito de asesorar a la subsecretaria de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Carolina Torrealba, y formar parte del proceso de construcción de una política y un plan de acción que disminuya las brechas de género e incentive la participación de las mujeres en el quehacer científico fue creado el Consejo Asesor de Género, iniciativa a la que fue convocado a participar el vicerrector de Investigación e Innovación de la UV, Adrián Palacios.

El consejo, que es presidido por la subsecretaria Torrealba, está conformado por nueve integrantes adicionales, entre los que se encuentran investigadores e investigadoras pertenecientes a diversas áreas del conocimiento, además de especialistas con líneas de trabajo asociadas a temáticas de género y comunicación. Dicho grupo será el encargado de entregar sus visiones y conocimientos sobre las problemáticas existentes debido a la desigualdad de género en el país.

“La reciente creación del Consejo responde a un levantamiento y diagnóstico previo sobre esta situación en Chile. Tendremos la responsabilidad, a partir de diferentes insumos proveniente de mesas técnicas de trabajo, de avanzar en recomendaciones hacia una Política de Género en el área de CTCI Chile”, sostiene Adrián Palacios, agregando que “los temas sobre igualdad, diversidad y género se han tomado de una manera hasta ahora nunca vista en la agenda de nuestra sociedad. Los diagnósticos sobre género -en cuanto a la monumental brecha de acceso a oportunidades- no habían permeado aún los diferentes estamentos gubernamentales a cargo del diseño de las políticas públicas. Los sesgos asociados a género no permiten el desarrollo pleno de una sociedad”.

Políticas públicas

El doctor Palacios, quien también preside la Comisión de Ciencia y Tecnología del Consejo de Rectores (CRUCH), fue claro en manifestar la necesidad de implementar una política que regule la equidad. “Creo interpretar bien a todas y todos mis colegas de las diferentes instituciones en cuanto a la urgencia de contar con una política y sus respectivos instrumentos y acciones sobre equidad de género en Chile. Esto último no sólo con el afán de cumplir con indicadores de buenas costumbres o prácticas, sino también con el objetivo final de generar efectos reales y transformadores en una sociedad donde las personas, independiente de su género, logren su pleno desarrollo”, señala.

Con respecto al trabajo del consejo, señala que esperan trabajar en el levantamiento y consolidación de la información, ya que en la actualidad existen una serie de informes que plantean las problemáticas existentes en género. “Esperamos establecer claramente los sectores donde existe esta brecha, para proponer acciones y herramientas que puedan servir a hacer el seguimiento de los resultados, una vez iniciadas las acciones en pro de la reducción desigualdades en todas las instituciones. Es importante que éstas se observen tal como son frente al espejo del género, es la única manera de estar conscientes y avanzar hacia la equidad”, enfatiza Palacios.

Perspectiva regional y participación

El vicerrector de Investigación e Innovación de la UV es uno de los dos especialistas que representa a regiones dentro de este consejo asesor. Su perspectiva dentro de este grupo también será abarcar las problemáticas asociadas a equidad de género desde la descentralización territorial. “De manera adicional a la brecha de género que es transversal al país, a las regiones se nos suma la brecha de la extrema centralización, lo cual genera una barrera extra al desarrollo integral e inclusivo de las personas de Chile. La representación regional en el consejo enriquece el poder trabajar en ello”, asegura.

En ese sentido, se refiere a cuáles son los factores de incentivar la participación de las mujeres y desde cuándo se podría trabajar en ello, enfocándose en la etapa escolar. “Todo empieza muy temprano, ya que una serie de factores condicionan el desarrollo de las personas: desigualdades en términos sociales, regionales, de género y culturales, entre otras. El circular por la vida en igualdad de condiciones es cuesta arriba y de ahí la importancia de explicitar las brechas existentes para un desarrollo de políticas públicas que acompañen el desarrollo de las personas”, puntualiza Adrián Palacios.


Compartir:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter